El intercambio de experiencias para el fortalecimiento del Estado Haitiano en el marco de la implementación de un apoyo presupuestario de la UE.

Autora: Sylvie Conde

SBC Haití

La República de Haití, considerada como el primer Estado del mundo libre después de la victoria en 1804 de Toussaint Louverture sobre las tropas de Napoleón, ha vivido un largo período de inestabilidad política que inició  con la Dictadura del Régimen Duvalier “Papa Doc” en 1957 y se mantuvo con los Gobiernos sucesivos. Esta situación ha aislado el país de los procesos de reformas orientados a promover enfoques participativos, programas de buen gobierno y de gestión por resultados. Por esta razón, en marzo 2014, se puso en marcha un Programa de apoyo presupuestario de la Unión Europea para el fortalecimiento del Estado haitiano. Uno de los principales desafíos del apoyo institucional implementado consiste en asegurar en un plazo razonable una transferencia de conocimiento real hacia la Administración encargada de la gestión de programas de desarrollo del país.

Este  apoyo institucional se ha llevado a cabo a través de de diferentes actividades de formación, asistencia técnica, e intercambio de experiencias. En es último aspecto, una actividad de especial impacto a reseñar, ha sido la realización de un viaje de estudios en un país en desarrollo, ofreciendo a los funcionarios haitianos la posibilidad de sumergirse en una experiencia sobre instrucción de operaciones de apoyo presupuestario, e intercambio de  experiencias mutuas de reforma del Estado. Esta actividad, respondiendo a la voluntad de la UE de promover una cooperación sur-sur para homólogos nacionales implicados en la gestión de apoyos presupuestarios, ha tenido lugar en Costa de Marfil.

Esta elección ha venido determinada por ser este un país francófono y por la ejecución de un programa similar en el país africano. Costa de Marfil ha experimentado en los últimos años un notable desempeño macroeconómico y una consolidación democrática (con la celebración de unas elecciones concluyentes).

Las dificultades encontradas por ambas Administraciones resultaron muy  similares

El viaje de estudios ha sido muy provechoso a nivel de  aprendizajes y recomendaciones. Las dificultades encontradas por ambas Administraciones resultaron muy  similares, y se constató  que ambos países experimentaban las mismas limitaciones en la conducción de políticas económicas, financieras y públicas y en la provisión de servicios sociales básicos. A continuación detallamos las principales lecciones aprendidas:

La importancia  de la voluntad política para conseguir políticas de reformas o acciones de desarrollo público. Una de las principales lecciones aprendidas es que la consecución de cualquier reforma económica depende de la implicación al más alto nivel de los dirigentes en la implementación de una visión común. La parte haitiana ha notado una fuerte voluntad política de todos los responsables involucrados, tanto a nivel de Gobierno, como por parte de la Sociedad Civil, de propulsar Costa de Marfil al más alto nivel. Esta sinergia constituye un factor que permitirá a Costa de Marfil convertirse en un país emergente en los plazos previstos.

En cuanto a la formulación de políticas públicas, el desarrollo de Costa de Marfil ha sido apoyado por la existencia de una visión compartida por todos, titulada “Costa de Marfil 2040” con el objetivo de hacer del país “una industria potente, unida en su diversidad cultural, democrática y abierta al mundo” de cara al 2040.

A nivel de gestión de las finanzas públicas, este crecimiento ha sido apoyado por una política de endeudamiento contenido y  un programa de reformas de gestión de finanzas públicas y política macroeconómica concluido con el Fondo Monetario Internacional. Efectivamente, la estrategia de la política de endeudamiento ha sido privilegiar unas intervenciones del Estado cada vez más frecuentes sobre el mercado de capitales de la Unión Económica Monetaria de los Estados de África del Oeste (UEMOA).

Así, el programa de reformas con el FMI adopta Directivas elaboradas por la Unión Económica Monetaria de los Estados de África del Oeste (UEMOA). Por otra parte, cabe mencionar que el 81% de este programa de reformas está financiado por recursos internos del Gobierno cuyo 52% proviene de ingresos fiscales.

La reforma de la administración está dirigidapor el Ministerio de la Función que está informatizado y dispone de una estructura organizacional reuniendo en dos grandes Direcciones Generales de más de una decena de direcciones centrales, inspección general, comisión nacional, consejo de disciplina, además de las estructuras desconcentradas a nivel regional y departamental. En términos de reforma, las grandes transformaciones emprendidas están relacionadas principalmente con la elaboración de ofertas de empleos y de competencias de administración pública, la contratación de personal a través de  concurso público.

El rigor de la gobernanza en su conjunto  es visible en la aplicación de procedimientos y metodologías. Asimismo, parece que el empoderamiento, la disciplina y la implicación ciudadana hayan sido determinantes en los resultados de desarrollo del país a lo largo de estos últimos años.

En términos de seguimiento de los apoyos presupuestarios, los aprendizajes fueron igualmente muy ricos. La Unidad de Coordinación de la Cooperación de Costa de Marfil/Unión Europea tiene un papel esencial en la coordinación de apoyos presupuestarios. Ha permitido establecer un Comité responsable de organizar reuniones regulares con estructuras sectoriales para asegurar el seguimiento de la implementación de las medidas. Los principales retos encontrados a nivel de elaboración de los informes de apoyo presupuestario son los siguientes:

  1. Necesidad para ambas partes de tener una buena comprensión mutua del apoyo presupuestario, evaluación del desempeño del Gobierno y apropiación nacional del programa, mediante una formación en apoyo presupuestario.
  1. Importante esfuerzo de coordinación y seguimiento de las intervenciones de los diferentes actores (se ha iniciado un proceso de diálogo frecuente con ocho ministerios).
  1. Definición pertinente de indicadores. Ambas partes deberían asegurar la clarificación de indicadores, y las estructuras responsables de su implementación deben estar asociadas desde el principio a las negociaciones de la Convención de Financiación.
  1. Se iniciarán discusiones con el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) para constituir provisiones presupuestarias necesarias a la implementación de los indicadores definidos.

Sylvie Conde es jefa del equipo de Asistencia Técnica facilitada por Eptisa en el marco del Programa de Apoyo presupuestario para la Construcción del Estado Haitiano, financiado por la UE.

 

Leave a Reply