De garantizar la seguridad a estimular la responsabilidad de los internos.

Autor: Julio Fernández

regimen penitenciario

Por régimen disciplinario penitenciario se entiende el conjunto de normas que regulan las infracciones que los internos puedan cometer derivadas del acatamiento de las normas de régimen interior, así como las sanciones que pueden imponerse por la comisión de esas infracciones disciplinarias, con la finalidad de garantizar la seguridad y la consecución de una ordenada convivencia.

La clásica concepción de esta disciplina ha ido evolucionando desde un pensamiento que entiende que el régimen disciplinario se dirige a garantizar la seguridad y conseguir una convivencia ordenada, ampliando su mirada, hacia un enfoque reformador donde se incluye, junto a los tradicionales fines del régimen disciplinario, estimular el sentido de la responsabilidad y la capacidad de autocontrol de los internos.

Dentro de esta función del régimen disciplinario en el Estado Social y Democrático de Derecho se puede afirmar que los principios del Derecho Penal son aplicables al derecho administrativo sancionador, –régimen disciplinario-, aunque con ciertos matices [1].

Con el presente documento se pretende que las distintas legislaciones penales y penitenciarias se ajusten a lo establecido en los estándares internacionales sobre el régimen disciplinario penitenciario, que regula una materia tan sensible para los derechos humanos como las conductas realizadas por los privados de libertad que se consideran infracciones disciplinarias, las sanciones que se imponen por la comisión de las mismas y el procedimiento que debe seguirse para su imposición, y que el cumplimiento práctico sea fiel reflejo de lo preceptuado en las normas.  Y para que se cumplan esas previsiones, la jurisprudencia de los Tribunales competentes y las resoluciones de los Jueces de ejecución y vigilancia penitenciaria (como máximos garantes del control jurisdiccional de la ejecución de las penas privativas de libertad y la salvaguarda de los derechos de los privados de libertad), constituyen el modelo más sólido a seguir por parte de la administración penitenciaria.

Es importante que las distintas legislaciones penales y penitenciarias se ajusten a lo establecido en los estándares internacionales sobre el régimen disciplinario penitenciario.

No cumplir con estas previsiones, además de convertir la ejecución penitenciaria en un depósito de seres humanos sometidos a tratos crueles, inhumanos y degradantes y a las cárceles en lugares inmundos que, como diría Oscar Wilde [2], “se edifican con bloques de ira e infamia y con barreras de sevicia”. Desgraciadamente, la realidad penitenciaria en muchos países nos golpea con noticias frecuentes que ponen en evidencia esta realidad bastante extendida, como ha sido el caso recientemente en Brasil con varios motines de internos que denunciaban su situación.

La mayoría de las legislaciones penitenciarias modernas se ajustan a las exigencias mínimas previstas en la normativa internacional; sin embargo, en muchos países no se cumplen y las normas de disciplina se imponen, incluso, por privados de libertad que llevan el control de la prisión, como consecuencia de decisiones arbitrarias que ampara el propio sistema penitenciario y que, aunque la sociedad tenga conocimiento de ello, pasan desapercibidos por la propia finalidad que en ocasiones el poder político desea que tenga la cárcel: un lugar de castigo, donde la intencionalidad vindicativa es más prioritaria que la reeducación y reinserción social, previstas en las Constituciones y en las distintas legislaciones penitenciarias.

Clique aquí para consultar el documento completo (en español)

[1] En el documento”Principios inspiradores de la potestad disciplinaria penitenciaria desde la legalidad y la jurisprudencia española y su repercusión sobre el sistema penitenciario“, se hace [1]un exhaustivo análisis de los principios de  legalidad, culpabilidad, non bis in idem, proporcionalidad, entre otros, aplicables al régimen disciplinario.

[2] WILDE, O., Balada de la cárcel de Reading, Poema.