El sistema de monitoreo SISMAP de la gestión municipal: Instrumento potente como espacio de articulación para la mejora institucional

Autor: Manuel Parras

Logo SISMAP medidas portada

En la actualidad, en la República Dominicana predomina la idea que los gobiernos locales son meros prestatarios de servicios públicos. Sus funciones se han vinculado tradicionalmente más con la limpieza y recolección de residuos sólidos en los Municipios. Esto se plasma en un marco jurídico anquilosado que no concibe a las entidades municipales desde su rol de gobiernos locales, gestores del desarrollo local, más allá de la función de prestación de servicios públicos a la ciudadanía. Igualmente, persiste la idea de que son Entidades carentes de toda transparencia e incapaces de cumplir con los marcos normativos básicos en los que se fundamenta la gestión pública del país, incluidos los vinculados a la transparencia y publicidad de los actos de Gobierno.

En el año 2010, desde el Ministerio de Administración Pública se pone en marcha el Sistema de Monitoreo de la Administración Pública (SISMAP) como herramienta para monitorear y dar seguimiento de una serie de indicadores de gestión pública vinculado a los avances en la implementación de la Ley 41/08 de Función Pública, regida por dicho Ministerio. Desde su nacimiento en 2010, únicamente participaban en el monitoreo del SISMAP las instituciones del Gobierno Central.

En el marco del Proyecto PASCAL (Programa de Apoyo a la Sociedad Civil y las Autoridades Locales) y con el apoyo de la Asistencia Técnica, se lanza en el año 2015 el SISMAP Municipal, como sistema de monitoreo de la administración pública. Tiene como propósito medir el grado de desarrollo de la gestión municipal en términos de eficiencia, eficacia, calidad y participación social, en correspondencia con los marcos normativos que, como conjunto de la administración pública, inciden en la gestión municipal, adicional a su marco competencial propio.

En ese contexto, se evoluciona de un SISMAP Gobierno Central que monitorea los avances en la implementación de lo dispuesto en la Ley de Función Pública vinculado a la gestión de recursos humanos, a uno que adicionalmente monitorea los avances en: planificación, gestión presupuestaria, compras y contrataciones, acceso a la información pública y publicidad de los actos de gobierno, control interno y ejecución presupuestaria, y desarrollo del presupuesto participativo municipal. El seguimiento se lleva a cabo a través de indicadores monitoreados por las entidades rectoras de cada marco normativo, sustentados por evidencias objetivas de los grados de avances de los Gobiernos Locales y con hitos de avance, puntuaciones y documentos de soporte definidos y verificados por las propias entidades.

Este salto cualitativo supuso un desafío no sólo para los Gobiernos Locales y para las diferentes entidades rectoras de la Administración Central, sino también un importante “atrevimiento” al plantear el lanzamiento de un sistema de monitoreo multisistema y multirector sobre indicadores de gestión y procedimientos para las administraciones públicas consideradas menos desarrolladas y con mayores limitaciones del Estado Dominicano.

El SISMAP Municipal no fue concebido únicamente como un sistema de monitoreo de la gestión municipal. Implicaba un compromiso de trabajo y articulación conjunta, no sólo para detectar los aspectos de mejora o menor avance en los Gobiernos Locales (señalamiento reiterado de incumplimientos), sino orientado a superar las limitaciones e incidir en las áreas de mejora. El proceso se complementó con una estrategia estructurada y coordinada desde las Entidades Rectoras del Gobierno Central y con sus equipos técnicos institucionales. Apoyaron y orientaron a los Gobiernos Locales focalizados en avanzar hacia los diferentes hitos establecidos en los marcos normativos y definidos a través de los 22 indicadores de gestión con los que se lanza el SISMAP Municipal.

El sistema SISMAP Municipal pretende superar las limitaciones e incidir en las áreas de mejora de los Gobiernos Locales.

Todo ello supuso un importante avance en una doble vía. La primera que el Gobierno Central comprendiera y asumiera la lógica y la complejidad de la gestión del día a día en los Ayuntamientos de los Municipios como parte del Estado Dominicano, pero con un marco competencial y una realidad territorial diferenciada. La segunda, garantizar la voluntad de los Gobiernos Locales para permitir una interacción continua con las entidades rectoras del Gobierno Central y que a través de un sistema público y abierto, se identificaran y mostraran los márgenes de mejora y aspectos a superar a nivel de gestión. Este aspecto supone un importante impulso para transparentar y abrir a la ciudadanía la gestión municipal, y permite la comparación de los niveles de un Ayuntamiento en relación otro.

El proceso llevado a cabo con el SISMAP Municipal también ha mostrado la existencia actual de marcos jurídicos que si bien son obligatorios para la administración pública del país, son inaplicables en muchas realidades territoriales y para muchos de los Gobiernos Locales. En 2015 no es sólo porque los Ayuntamientos lo indiquen sino porque gracias a la coordinación entre los entes rectores y los Gobiernos Locales y sobre la base de las evidencias objetivas que el SISMAP Municipal muestra, se demuestra que es así.

La implementación de un proceso de reforma municipal requiere de un esfuerzo conjunto del gobierno central, los gobiernos locales y la sociedad civil, para fortalecer y modernizar aspectos fundamentales de la gestión municipal, que deriven en una mejora de la calidad de los servicios públicos municipales. El SISMAP Municipal como mecanismo de articulación interinstitucional y de monitoreo tiene ante sí el gran reto de evolucionar, monitorear y lograr márgenes de mejora. Se manifestaría no sólo en los avances derivados de los marcos jurídicos, sino incorporando adicionalmente estrategias de mejora de los entregables de los Ayuntamientos a la ciudadanía (servicios de calidad) e indicadores de percepción y satisfacción ciudadana con el desempeño municipal. Esta evolución, requerirá de la incorporación de un mayor número de actores, no solamente del ámbito público, en el espacio de coordinación que se ha consolidado con el nacimiento del SISMAP Municipal.

La Reforma de la Administración Municipal es un hito definido por el país en la Estrategia Nacional de Desarrollo a 2030. La inclusión de la administración local en los procesos de reforma de la administración pública requiere de espacios y lineamientos que atiendan, desde un abordaje integral, su especificidad propia y diferencia de la administración central, en respeto de su autonomía y potestades garantizadas constitucionalmente como gobierno local. El SISMAP Municipal como instrumento de apoyo a la gestión municipal y como mecanismo de articulación interinstitucional con una visión hacia lo territorial supone uno de los primeros pasos de dicho proceso.

Leave a Reply